Las malas noticias nunca vienen solas y así, al mal encuentro y peor resultado de esta mañana, se unía la lesión del joven jugador el´`extrico Jorge Sanz.

Al luchar por un balkón suelto, Jorge chocaba de forma totalmente fortuíta con un compañero, lo que provocaba grandes muestras de dolor en la zona de la clavícula izquierda.

Trasladado al centro médico, los malos presagios se confirmaban al diagnosticársele una fractura sin desplazamiento de la clavícula que le mantendrá fuera de las pistas aproximadamente durante dos meses.

Mucho ánimo y a recuperarse. ¡¡Ya queda un día menos!!