Inicio de la Liga Autonómica Junior con la visita del máximo candidato a ominar la competición, el Cajasiete Canarias.

Pese a la diferencia final, que puede hacer suponer lo contrario, se pudo ver un encuentro en muchísimas fases igualado con las lógicas lagunas de inicio de temporada (especialmente en un año en el que los encuentros amistosos no han sido permitidos) lo que generaba más pérdidas de lo normal en ambos equipos.

Los laguneros, superiores en envergadura y exhibiendo mucho acierto en sus lanzamientos de campo, iban aumentando poco a poco las diferencias ante un cuadro eléctrico que nunca bajó los brazos y luchó por cada balón, en muchas ocasiones con acierto en sus acciones.

El tercer período fue el más igualado, con los locales haciendo sufrir a los amarillos en base a sus ajustes defensivos y basándose en el derroche de esfuerzo y acierto de un Tapha Niang a muy buen nivel. También jugadores como Edu Arnay, Nico de Vera o Yoel Cuadra tuvieron momentos muy indicativos del papel que van a poder desarrollar en la presente temporada, uniéndose a los mismos Javi Diaz, mejor a partir de dejar los nervios iniciales.